[[recommendation]]

Cáñamo y marihuana: ¿cuál es la diferencia?

A lo largo de los años, el cannabis ha adquirido numerosos nombres y apodos. Dependiendo del lugar del mundo en el que nos encontremos, existen términos coloquiales para describirlo, como "hierba" y "crónica". Sin embargo, las palabras "cáñamo" y "marihuana" son universales y mucho más que jerga. Son términos importantes que utilizamos para definir los distintos tipos de cannabis.

No obstante, sigue habiendo confusión sobre las diferencias entre cáñamo y marihuana. Y con la industria del cannabis creciendo y el CBD haciéndose más popular en la sociedad cotidiana, es más importante que nunca poder determinar entre los dos.

Cannabis - Una familia de plantas especial

Antes de tratar de entender la diferencia entre cáñamo y marihuana, sería bueno conocer mejor el cannabis. El cannabis se refiere específicamente a una familia de plantas con tres miembros: Cannabis Sativa, Cannabis Indica y Cannabis Ruderalis.

Consideramos que todas estas plantas son cáñamo o marihuana. Esto significa que el cáñamo y la marihuana no son especies de la planta de cannabis.

Entonces, ¿qué son el cáñamo y la marihuana? Son clasificaciones simplificadas de la planta, basadas en una característica específica. Esta característica es el nivel de tetrahidrocannabinol THC. Si la planta tiene niveles bajos de THC, se denomina cáñamo, y si tiene niveles más altos de THC, se considera marihuana.

Cáñamo: el lícito

En el mundo actual, la sociedad considera que el cáñamo es el más legal de los dos. Esto se debe a que el cáñamo sólo contiene trazas de tetrahidrocannabinol (THC). El THC es el compuesto ilegal que se encuentra en el cannabis y que hace que nos sintamos colocados o intoxicados.

Por lo general, las plantas de cáñamo sólo contienen trazas de THC. Esto hace que sea imposible colocarse consumiendo la planta de cáñamo o productos elaborados a partir de ella.

Muchos productos se elaboran con cáñamo debido a su bajo contenido en THC y a su estatus legal. En el Reino Unido, el peso en seco de una planta de cáñamo cultivada es legal si su nivel de THC es inferior al 0,2%. Además, cualquier producto que se elabore para ser consumido debe contener menos de 1 mg de THC para que se permita su compraventa en el Reino Unido.

El cultivo de cáñamo se está convirtiendo en un gran negocio a nivel mundial. El cáñamo es la clave para crear productos de CBD, que son una de las tendencias sanitarias de mayor crecimiento en la actualidad. Como el cáñamo tiene bajos niveles de CBD, los cultivadores y fabricantes pueden hacer productos de CBD de alta calidad, bajos en THC y legales para distribuir en el Reino Unido.

Marihuana - La rebelde

Si el cáñamo es el miembro respetado de la familia, que ayuda a mucha gente a mantener una buena salud con productos de CBD, la marihuana es percibida por gran parte de la sociedad como todo lo contrario. La marihuana es la planta rebelde que se mete en problemas con la ley y se conoce más como una droga ilegal.

La sencilla razón de esto es que las plantas de marihuana tienen más del límite legal del 0,2% de THC que se espera en el Reino Unido. Una planta de marihuana suele tener suficiente THC para provocar el subidón por el que se conoce al cannabis.

Desgraciadamente, la marihuana debe su nombre a una educación discriminatoria, al otro lado del mar, en Estados Unidos. Originalmente, marihuana era un término del argot español que los mexicanos daban al cannabis. Sin embargo, en las primeras décadas del siglo XX, se produjo una inmigración masiva de mexicanos a EE UU. Los mexicano-americanos utilizaron entonces la planta de cannabis culturalmente como sustancia recreativa.

Entonces, se crearon campañas para difamar el consumo de cannabis y a los inmigrantes mexicanos simultáneamente. Poco después, los estados de EE.UU. implementaron leyes para restringir la compra y venta de cannabis y marginar aún más a los mexicanos. Con el tiempo, esto condujo a una prohibición federal del cannabis que sigue vigente en algunos estados de EE.UU.

En la actualidad, el mundo entero ha adoptado el término "marihuana" para designar al cannabis. Lamentablemente, debido a su oscuro origen, lo utilizamos para describir el cannabis ilegal.

Cáñamo vs Marihuana - Los detalles

Ahora que entendemos mejor qué son el cáñamo y la marihuana, podemos analizar las similitudes y diferencias entre las dos plantas de cannabis.

Aspecto - ¿Se parecen?

Puede ser difícil distinguir qué planta es cuál si nunca las has visto antes. Sin embargo, créenos, no podría ser más fácil distinguirlas.

Las hojas de la planta de cáñamo son mucho más finas que las de la planta de marihuana. Las hojas también se extienden principalmente en la parte superior de la planta. En el centro de la planta suele haber pocas hojas o ninguna y el tallo parece largo y fibroso. El largo tallo fibroso es la razón por la que el cáñamo ha sido tan popular en la fabricación de papel, ropa y cuerdas.

Las plantas de marihuana se parecen mucho más a arbustos. Tienen hojas gruesas y anchas en las que brillan pequeños cristales. Si ves una planta de marihuana y una de cáñamo juntas, debería ser sencillo ver las diferencias en apariencia.

Composición - El contenido de THC

Como ya se ha mencionado, la principal diferencia entre el cáñamo y la marihuana es el nivel de THC. Una planta de cáñamo legal cultivada en el Reino Unido no debería tener más de un 0,2% de THC. Los bajos niveles de THC hacen del cáñamo una planta no psicoactiva.

La marihuana contiene considerablemente más THC que una planta de cáñamo. Una planta de cáñamo normal puede contener niveles de THC del 5-20%. Los niveles más altos de THC son los que hacen que la marihuana sea psicoactiva y la razón por la que muchas personas la consumen con fines recreativos para sentirse "colocadas".

Sin embargo, es preocupante que el mercado negro esté cultivando nuevas variedades de marihuana con niveles aún más altos de THC y niveles más bajos de CBD. Así que no es raro encontrar marihuana en la calle con niveles de THC cercanos al 30%. Niveles más altos de THC pueden ser perjudiciales para nuestra salud mental.

Situación legal en el Reino Unido

Aunque el cáñamo y la marihuana son la misma especie de planta, su estatus legal no podría ser más diferente. En el Reino Unido, el cáñamo tenía el mismo estatus legal que la marihuana. Ambos estaban estrictamente regulados como drogas de Clase B en virtud de la Ley sobre el Uso Indebido de Drogas del Reino Unido de 1971.

Sin embargo, desde el 1 de noviembre de 2018, el cannabis ha recibido una nueva oportunidad y el Reino Unido lo legalizó. La única condición era que el nivel de THC de las plantas secas fuera inferior al 0,2%. Esto ha convertido al cáñamo en una planta legal para cultivar en el Reino Unido. Y muchos productos elaborados con cáñamo también pueden venderse en el Reino Unido.

Cultivo: cáñamo frente a marihuana

Las nuevas leyes introducidas en el Reino Unido han reactivado el cultivo del cáñamo en el país. Ahora se pueden ver las granjas apareciendo por toda Gran Bretaña para sacar provecho de lo que se puede hacer en la industria del cannabis, en rápido crecimiento.

Aunque, ¿se parecen mucho estas granjas a las de marihuana? Aparte de las claras diferencias entre las dos plantas, puedes notar diferencias en las formas de cultivo de cada una de ellas. Las plantas de cáñamo se cultivan de forma más eficiente. Pueden crecer muy juntas debido a su forma alargada y estrecha. El cáñamo también es mucho menos exigente y puede crecer en multitud de climas. Incluso puede hacer frente a la imprevisibilidad del clima del Reino Unido y puede terminar su ciclo de crecimiento en unos 120 días.

La marihuana es todo lo contrario. No se cultiva con tanta eficacia como el cáñamo. Debido a su forma arbustiva, necesita mucho espacio para crecer y cada planta debe estar separada. Además, necesita condiciones muy específicas para crecer. Necesita un clima cálido y húmedo para crecer. La marihuana crece más rápido debido al clima más cálido y alcanza el final de su ciclo de crecimiento en unos 80 días.

¿Cómo utilizamos el cáñamo frente a la marihuana?

Cuando ambas plantas alcanzan la madurez, las cultivamos con fines completamente distintos. El cáñamo es una planta larga y fibrosa que se puede utilizar para fabricar papel, cuerdas y ropa. Las propiedades fibrosas del cáñamo se están haciendo más populares en los últimos años. Las marcas de ropa incluso lo utilizan para crear moda más sostenible.

Sin embargo, la razón principal del cultivo de cáñamo en los últimos años es su alto contenido en CBD y su bajo contenido en THC. Las empresas utilizan el cáñamo para fabricar productos de CBD sin THC que no tienen efectos psicoactivos. Entre ellos se incluyen líquidos para vapear, bálsamos, cremas, aceites, comestibles, alimentos y bebidas a base de CBD.

Los productos de CBD se utilizan por sus posibles beneficios para la salud. Entre ellos se incluyen

  • Reducción del estrés
  • Controlar los dolores cotidianos
  • Control de los ataques epilépticos
  • Reducir la inflamación
  • Tratamiento de ciertas afecciones cutáneas
  • y mucho más.

La marihuana, por su parte, se utiliza por sus altos niveles de THC y CBD. A nivel recreativo, la gente consume marihuana, ya que el THC es un compuesto que puede activar ciertos receptores en el cerebro. Esto hace que los usuarios se sientan colocados, lo que muchos describen como una sensación de euforia. Sin embargo, algunos también afirman que experimentan altos niveles de paranoia.

El uso recreativo de la marihuana sigue siendo ilegal en el Reino Unido. Sin embargo, el uso médico de la marihuana está en proceso de ser legal. Unas pocas personas pueden obtener una receta médica. Aunque son para casos muy graves que incluyen:

  • Pacientes que reciben quimioterapia intensa
  • Los que padecen formas raras de epilepsia
  • Personas con esclerosis múltiple

La legalización de ambas plantas se encuentra en sus primeras fases y sus usos seguramente cambiarán a medida que las normativas para ambas plantas sean menos estrictas en todo el Reino Unido.

Para llevar

Esperamos que ahora comprenda mejor la diferencia entre cáñamo y marihuana.

Como puedes ver, es importante entender las diferencias, ya que tienen usos y estatus legales completamente distintos.

Elcáñamo tiene bajos niveles de THC y ahora es legal en el Reino Unido. Se utiliza para fabricar productos de CBD, que son comprados por muchos como un popular suplemento para la salud.

La marihuana tiene altos niveles de THC y sigue siendo ilegal en el Reino Unido. Algunos la consumen ilegalmente con fines recreativos. Sin embargo, otras personas con enfermedades graves consumen marihuana.


Similar Blogs

Por qué deberías probar las gominolas de CBD:
Por qué deberías probar las gominolas de CBD:
La industria del cannabis ha florecido más rápido que nunca. Se atribuye a los innumerables efectos beneficiosos de c...
Read More
Por qué es mejor vaporizar CBD
Por qué es mejor vaporizar CBD
No encontrarás a ningún joven que no conozca los vapes a esta edad. De hecho, muchas hierbas, drogas y medicamentos s...
Read More
Guía completa para vaporizar CBD
Guía completa para vaporizar CBD
Lo más importante: Vapear CBD es un método popular de consumo de CBD, ya que es una forma discreta y cómoda de obten...
Read More
Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)

DISPONIBLE AL POR MAYOR!

¡Conéctese a lo mejor! Venta al por mayor de sabores suizos en el Reino Unido y Europa. Opciones de entrega el mismo día y al día siguiente.

Muéstrame las cepas

¿Tienes 18 años o más?

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar